Aunque ya no somos ningunas niñas…

…aún no hemos dejado de ser Princesas

Bueno, más bien soy ya una REINA: “La reina chica de la casa”, decía mi abuela. Y coronada,  he ido y vuelto unas cuantas veces por la vida. Y mi futuro ha sido incierto y no siempre principesco: a veces he caminado acompañada pero muchas veces sola; con tacones o zapatos de hombre, muchas veces borracha, otras llorando de la risa: bastantes veces sólo llorando.

IMG_6810Y ASÍ ME HICE MUJER;  con mis contados más  y mis muchos menos, ni más débil o menos fuerte… Una mujer curvy normal que creció con la Princesa Leia y  ahora no entiende la insistencia de enseñar a nuestras niñas a ser guerreras samurais y no princesas; se me parte el corazón y pienso en cómo van a mimar las abuelas a estas niñas tan duras, tan revolucionarias y con deje maleducado. ¡Pobres abuelas!, las imagino tejiendo armaduras de color de rosa…

 Desde que el feminismo triunfa, la fortaleza,  independencia, la guerra o la ferocidad parecen serlo todo

Mientras, en la torre de mi castillo,  me encuentro pensando en cómo resolveremos el problema de nuestras princesitas. Porque a ver…

Feminismo contra Femenino…¿Por qué parece incompatible el  llevar tiaras con tener cojones?

IMG_7034

YO

Me declaro ante todo FEMINA y no estoy dispuesta a: educar una generación de mujeres que de tan fuertes, no entiendan de cortesía ni modales y te metan un guantazo al abrirles una puerta, que no crean en el valor  de una pestaña postiza, se les olvide que la igualdad significa “ser iguales a todos” y que cuando lleguen a casa, lloren impotentes porque viven agotadas y se sienten solas.

SI LES PARECE, REINAS, YO VOTO POR PRESERVAR LO POCO QUE NOS VA QUEDANDO DE SER “REAL LADIES”

Llámalo ser princesita,  pero se necesita ayuda de alguien que nos rescate de vez en cuando de tener que ser siempre fuerte,  de la araña en el techo, que nos cambien la bombilla,  que nos regalen un mimo y sepamos apreciarlo o que, con sólo una caricia, nos salve de nosotras mismas. No creo que haya nadie que quiera ser constantemente independiente, y no es falta de fortaleza. Sentir temor y flaqueza es de humano.

IMG_6696

Y  tanto si eres real como si eres guerrero, debemos ser respetuosos y educados, no simplemente fuertes; no olvidemos la fortaleza que hay detrás de respetarse a uno mismo sin despreciar al prójimo. Enseñemos a nuestras niñas a amar incondicionalmente y a ser buena gente. Y se puede ser todo esto con corona de strasse, los labios pintados y tutús rosa.

IMG_6455

Que no se pierda lo maravilloso que es ser MUJER, de creernos princesas, hermosas y mágicas; disfrutemos de nuestra femineidad, de los halagos y seamos coquetas…

Ya en nuestra genética reside una resiliencia heredada de millones de mujeres anteriores y  la vida nos obliga demasiadas veces a quitarnos los tacones y saltar al ring.

Y lo hacemos como auténticas gatas si hace falta, porque somos mujeres, ¡ y menudo coñazo que somos!