A quien le pueda interesar  

 

Estimados Empresarios de la Moda y de hacer mujeres felices mientras gastan:

Tengo una boda en Bali, (yessssssss!!) y tengo que comprarme un vestido.
Es una boda familiar, más concretamente, una boda de la familia-in law-, así que me siento en la obligación de estar simplemente suprema.

Enfundar mis 88 kg y mi talla 46 no me suele resultar tarea fácil, porque además, mi estilo no es precisamente clásico, ni natural ni sencillo, cosa que creo que es estimulante  y todo un reto para su equipo de diseñadores. Y como en Bali hace muchísimo calor, pues tengo que sumar que retendré como dos kilos más en líquidos, por lo tanto, tendré que encontar algo que sea ½ talla extra de margen para poder disfrutar del tan magno evento. Como ven, tengo ante mí un par de meses de style-stress pero confío en que juntos, podremos hacerlo.

 

image

Aprovechando que es fin de semana  y el altar del ordenador está a mi entera disposición, he cedido los derechos del “poder remoto” a mi hijo Little O; mi british té con leche a la derecha, tarjeta de credito a la izquierda , «play» a mi Spotify y ready para mirar escaparates online, so…  Bring it on!

Y fíjese que no les dejo todo el trabajo a ustedes,  ya tengo la visión perfecta… Quiero un mono completo, con top tipo corsét, con tirantes opcionales, con los pantalones anchos tipo «palazzo» para que dé fluidez al moverme, quizás con aberturas laterales para enseñar las piernas cuando camine, unas sandalias divinas, de esas que parece que vas descalza de lo finas… El pelo color “Rubia de bote”…

¡Esto de Bali me tiene con los 5 sentidos a tope y me visualizo inclusive con un estampado! A ver, ¡no creo que vuelva a Bali jamás en mi vida! Estoy dispuesta a tirar mi estilo habitual por la ventana, en aras de la ocasión.

¡Estoy emocionadísima!

Pero hace un rato que me terminé el «tea», el musicón dió paso a una balada de desamor de Pablo Alboran y tengo un pinzamiento en el dedo índice porque busco…

…y busco…

…y busco…

…Y sólo lo veo todo negro

… negro

….negro

…o  “F L O R E A D O”…

image

Discúlpe que me impaciente, pero comprenderá mi frustración: que las opciones de mi talla sean sólo negro tiene un pase, es mi look diario, pero como tengo la absurda idea de encontrar algo “distinto” en la 46, me topo con la calle sin salida de las tiendas de campaña estampadas.

Perdone pero….

¿ cuál es la ecuación matemática que une las curvas con estampados florales?

Señor@ mí@; no soy una vaca que paste por el prado, ni me tengo que camuflar por peligro de cazadores; soy una mujer sofisticada, fuerte, femenina y muy presumida que esta cansada de entrar en Zara, por ejemplo,  para descubrir que sólo cabe dentro de un… collar.

Y ya que estamos aquí conociéndonos mejor le digo, a mi me gusta un momento floral, y un estampado también, según la ocasión, sobretodo geométrico, pero a veces siento que los estampados para las curvys tienen el aspecto de un bol de poutpourri ya seco en la sala de espera del dentista. Una penita.

Creo que si tiene interes, le ayudaría con su estudio de mercado, porque muchas curvys nos decantamos por los colores llamativos, nos encantan unas rayas, un escote bonito, la ropa con más diseño…( Yo veo unas lentejuelas y me tiro de cabeza, vamos…)

Y sepa usted que no pido ni siquiera que me lo de gratis, lo voy a pagar y seguro que de paso, caro,  porque cuando uno no cabe en cualquier parte, ya sabe que tiene que aflojar pasta para ir medio guapa, la opción guapa entera no existe, las firmas de moda no nos suelen considerar,  aunque seas Adele y puedas pagarlo con un tarjetazo de platino.

Y mucho menos tengo la absurda esperanza de encontrarlo en el percheros de las rebajas. Las curvy sabemos por experiencia que las rebajas son territorio de flacas y campo minado de prendas tipo «cuando adelgace».

Yo ya le agradezco de antemano a H&M y Primark que me salven el estilo temporada tras temporada, y sin olvidarme de «servicios de rescate online», Asos Curve o Matalan. Gracias por tenerme en su estimada consideración; pero, ¡Bali me espera!, compréndame, pero no vestida de algodón strech básico y por una vez, quisiera verme tal cual me imagino… Simplemente suprema.

Dígame, por favor,
¿Pido mucho?

Atentamente, 

Olivia Spiteri

Ciudadana consumidora e incansable buscadora de estilo.

www.quevienencurvas.com  

quevienencurvaspeligrosas@gmail.com

image

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!